viernes, 13 de mayo de 2011

Caracas, un espacio para el arte



J. La Rosa*

Ciertamente están lejos los días en que Caracas era vitrina de lo más selectos eventos artísticos. En el campo de las artes plásticas, nuestras instituciones culturales una vez constituyeron la vanguardia del continente suramericano. Los museos eran un ejemplo de buena gestión y amplitud. En décadas anteriores fuimos testigos de exposiciones irrepetibles; desde las muestras itinerantes de arte europeo que presenciamos en los años 70, hasta los más recientes proyectos experimentales que nos hacían coparticipes de la discusión artística mundial. La ciudad gozaba de un extenso y bien conservado legado de arte cívico difícilmente igualado por otra capital de América. De manera pues, que existía un ambiente artístico denso y estimulante. En este denso ambiente convivían armónicamente varias generaciones de artistas, cultivando  una amplísima gama de expresiones.
En la actualidad, a pesar de que el mundo de la plástica no luce nada halagüeño, en términos de la inversión y promoción estatal, encontramos una diversidad de lenguajes y expresiones de un nivel tan alto como en épocas anteriores. Puede decirse que existe una continua difusión de los talentos incipientes, que ha contribuido con el sano relevo generacional, ampliado el panorama artístico significativamente.  Así mismo  la inclusión de manifestaciones antaño pasadas por alto, ha generado nuevos y enriquecedores debates que alimentan a cada una de las partes del circuito del arte.

Ciertamente la actividad museística del país ha decaído bastante en lo que se refiere al apuntalamiento de los artistas establecidos y a la promoción de los artistas jovenes; esto ha contribuido con el desplazamiento de los sitios de interés artístico desde los lugares donde tradicionalmente se encontraban. Los núcleos de difusión de la plástica se han ido moviendo paulatinamente al sector de las galerías y de las salas alternativas. Caracas cuenta con una cantidad nada desdeñable de estos espacios, los cuales han asumido en cierta manera el completo rol de impulsores de la actividad creativa.
 La ciudad, a todo lo largo de su extensión está ocupada por pequeños espacios que sirven de nichos de difusión artística. El centro de la actividad más fuerte pasó de estar en un lugar determinado de la ciudad a diseminarse por toda ella. Hoy encontramos una amplísima variedad de espacios en los que se exponen las indagaciones artísticas más diversas.
Complejo Cultural Teresa Carreño
Fotografía: José La Rosa
 La plaza de los museos de los Caobos y todo el eje que conducía desde el Museo de Bellas Artes hasta el Museo de la Estampa y el Diseño, pasando por el (desplazado) Ateneo de Caracas,  ya no es un lugar de interés artístico propiamente dicho. En nuestros días la zona de  Las Mercedes se ha constituido en un verdadero foco de atracción cultural, allí encontraremos algunas de las más importantes galerías del país. Podemos conseguir en un sector relativamente pequeño de la ciudad, salas de exposición de distinta especie;  las galerías que están dedicadas a las obras de maestros consagrados, las que se orientan a exponer obras de artistas con amplia trayectoria y por último las que impulsan la labor de jóvenes artistas. Galería Ascaso es un notable ejemplo del primer tipo, en ella se exponen obras de alcance mundial;  como la exposición que está  desde principios del mes de febrero hasta finales del mes de mayo que presenta las obras de grandes artistas como Alejandro Otero, Jesús Soto, Víctor Valera, entre otros. La Galería Freites también se dedica a este tipo de obras, en sus salas encontramos artistas nacionales y extranjeros como Alirio Palacios, Antoni Tapies y Baltasar Lobo, sólo por mencionar algunos.
 Luego encontramos sitios como la Galería Medicci  donde se muestran artistas de larga trayectoria con una carrera ya extensamente desarrollada y consistente. Okyo galería es otra opción a considerar, allí se exhiben las obras de artistas con una carrera  establecida, como los participantes en la muestra que inaugura el domingo 15 de mayo (“Etnofanías, geofanías”,  Pinturas y fotografías de Carolina Vollmer y Isabela Eseverri). Por último podemos mencionar algunos espacios dedicados a la obra de los artistas incipientes, en este nivel encontramos como un caso digno de mención a la Galería Artepuy, donde se pueden encontrar, por ejemplo, la destacada obra pictórica de José Vivenes y de Paúl Parella (ambos jóvenes artistas cuya obra ha sido galardonada y se encuentra en proceso de desarrollo). Hay que mencionar también el Estudio de Arte Ocho, un verdadero centro de difusión de los nuevos talentos artísticos.
Galería Dimaca
Fotografía: José La Rosa
 Más allá de esta zona específica de la ciudad tenemos también propuestas interesantes como por ejemplo, GBG Arts en Prados del Este, dedicado a artistas con una trayectoria desarrollada; Galería Dimaca en la zona de los Palos Grandes, es un sitio donde podemos encontrar obras de artistas con amplio reconocimiento. Esto sólo por mencionar dos ejemplos. Ya en las afueras, en esa extensión  de Caracas que es el Hatillo, encontramos la interesante Galería 39, con grandes espacios de exposición y una plantilla de artistas jóvenes bastante amplia.
 Llevando un poco la mirada lejos de las galerías privadas, también podemos encontrar lugares que son importantes tanto por la amplitud y belleza de sus espacios como por su legado; La Galería Universitaria de Arte UCV, es un excelente ejemplo de esto. Debido a su carácter público es una sala donde el componente comercial queda relegado y se le da preeminencia al aspecto puramente artístico. De forma parecida el Centro de Arte Los Galpones, ubicado en los Chorros, merece ser mencionado especialmente. Con enormes espacios donde se conjugan la practicidad y la belleza, “Los Galpones” viene a ser un sitio de interés artístico de primer nivel. Constituye  un ejemplo notable de lo que debe ser un centro de difusión cultural. Las muestras de arte más disímiles se pueden encontrar allí; desde las artes plásticas tradicionales hasta el arte experimental y el arte performativo. Este centro combina la función comercial con la puramente expositiva, prestando sus espacios para las diversas manifestaciones, con un esquema de autogestión bastante interesante. Posee diversas salas de exposiciones cada una orientada a un tipo de arte y a un público determinado. Además cuenta con salones para conferencias y talleres donde se promueve continuamente la discusión y el debate artístico. Muchas de las más importantes muestras de los últimos años han sido llevadas a cabo en estos espacios. La más reciente del artista Frank Wow, basada en el videoarte y el arte digital da cuenta claramente de esto.

Galería Artepuy
Fotografía: José La Rosa
 Todos estos lugares de los que hemos hablado son sólo algunos ejemplos del amplio universo expositivo y de debate artístico que existe a nuestro alrededor. Este brevísimo recorrido demuestra que  Caracas es una ciudad con muchas ofertas artísticas, donde el talento florece no obstante los inconvenientes socioculturales que suelen presentarse. La amplísima gama de propuestas, la pluralidad de lenguajes que podemos encontrar en cualquiera de estas galerías, contribuye a formar un ambiente creativo enriquecedor, que no es nada común.  Se puede apreciar que aunque los días de los grandes museos se han ido, aún estamos en la construcción de un patrimonio artístico vasto y hermoso. 


*Pintor


El espacio Sacven Creativa no se hace responsable de las opiniones emitidas por los escritores.

1 comentario:

Mitchele Vidal dijo...

Excelente resumen del acontecer cultural caraqueño de iniciativa privada. Agregaría la nueva galería, ubicada en un garage de Chuao, cuyo nombre no puedo recordar ahora, pero en la que he disfrutado varias muestras muy interesantes.