jueves, 30 de junio de 2011

La fotografía, mil modos de mostrar

  Paz Capielo*

    En reiteradas ocasiones hemos leído o escuchado que la fotografía es una forma de comunicarte. Y en la actualidad ese proceso se ha intensificado, porque cada vez más personas tienen acceso a los medios tecnológicos e impresos. Muchos de estos incluyen la fotografía como documento, para constatar quizás que tal hecho ocurrió, o revelar el último viaje de la familia y los encuentros entre amistades.

   Así observamos imágenes en diarios, revistas, redes sociales, portarretratos en casas, álbumes, la calle está plagada de imágenes con mensajes y productos. Lo que significa que a diferencia de otras ramas del arte esta manera de expresarse no ha necesitado de un espacio delimitado para llegar a las masas.

   En Venezuela son cada vez más las propuestas artísticas y culturales que incluyen la sociedad, su entorno y la fotografía. Es el caso de la labor que desde el 2005 Rafael Lacau junto a un grupo de trabajo lleva a cabo con la Cooperativa de Fotografía Ancla 2, su compromiso está dirigido a niños de distintas entidades de la geografía venezolana y se fundamenta en realizar proyectos educativos de fotografía digital.

   Recientemente estuvieron este mes de junio en el sector Fila de Martín en San Agustín en Caracas. En esta muestra las imágenes se expusieron en gran formato y pueden ser observadas desde las cabinas del Metrocable.

   La gran mayoría de los fotógrafos profesionales empezaron a fotografiar desde niños, muchas veces por curiosidad o simple juego. Como expresó en 1991 el arquitecto y fotógrafo venezolano Gorka Dorronsoro en entrevista junto a Lizarralde, “sin pensar que eso podría ser un lenguaje, solamente algo que permitía atrapar recuerdos”.

   En la película francesa Amélie del director Jean Pierre Jeunet, la madre le da a la niña una cámara. Ésta comienza a fotografiar en la calle hasta que ocurre un choque frente a ella, y un vecino le hace creer que su cámara causa accidentes, su ingenuidad la lleva ver en el televisor todas las eventualidades que originó su click.

   Indiscutiblemente ese primer acercamiento a una cámara resulta trascendental en la vida de muchos, sobre todo cuando eres niño y te muestran las posibilidades de comunicación que tienes a través de una imagen. Esa formación es necesaria actualmente en el mundo, no sólo en nuestro país.

   Pero si algo es cierto es que en el presente venezolano hay un conjunto de personas que están educando y creando variadas actividades entorno a la cultura, y por supuesto la fotografía no está exento de ellas.

   De este modo se encuentra el evento Por el Medio de la Calle, festival que en su sexta edición transforma por una noche las vías del municipio Chacao en Caracas en una gran muestra de arte, este impulsor cultural es realizado por la Fundación Plátanoverde y Cultura Chacao.

   La relevancia que tiene este tipo de acontecimientos sin lugar a dudas, es la capacidad de proporcionar y crear lugares poco habituales para la difusión del arte y que los ciudadanos conozcan el talento criollo.

   Siguiendo en este orden de grandes proyectos se encuentra 1K Urbano de la mano de Luis Miguel Briceño mejor conocido como Yarum. Aunque todavía la propuesta no se ha materializado, es totalmente viable en las principales metrópolis del país, como una plataforma de producción y transmisión artística.

   Otra de las grandes posibilidades es poder compartir junto a expertos y principiantes los llamados Fotoconversatorios, que desde el 2010 el caraqueño Mike González se ha encargado de organizar una vez cada dos meses para desarrollar un tema en referencia a esta rama del arte.

   Es considerable resaltar que la asistencia a estas disertaciones de la fotografía son completamente gratuitas, actualmente no sólo se realizan en la capital sino también en Valencia, compartiendo experiencias, visiones e imágenes.

Fotografía: Paz Capielo
   Asimismo Valencia ahora busca marcar pautas en el ámbito nacional con constantes actividades relacionadas a la fotografía. Es así como el pasado mes de mayo se llevó a cabo en los alrededores del Ateneo de Valencia el Festival Internacional de Fotografía que lleva por nombre, Pon una Foto en la Calle.

       Este proyecto surgió en España, específicamente en Barcelona a cargo de Juan Carrill director general de la Unión Internacional de Fotógrafos (UIFOTO) movidos básicamente con el impulso de denunciar el aislamiento en que está sometida la obra de arte en general.

   Esta exposición ha sido convocado en muchos países como Argentina, Chile, Brasil, Reino Unido, Italia, Suiza, Turquía, Estados Unidos y por supuesto ahora Venezuela. Significa un referente mundial para los amantes de la fotografía, brindándoles la oportunidad de mostrar fuera de los espacios convencionales.

   En definitiva en nuestro país resulta primordial toda esa gran corriente y tendencia de exhibir una imagen en lugares poco comunes. Pero poco comunes entre comillas porque a su vez no nos damos cuenta que esos sitios y su gente son fotografías.

   Al observar de manera panorámica esas distintas actividades que se desarrollan en la nación nos percatamos que existen mil formas de exponer, y quizás esa es una de las grandes ventajas que tiene la fotografía.

   Otro punto rescatable y creo que está más que demostrado, es la gran inclinación que existe actualmente en la labor y responsabilidad en equipo, de esta forma se observa la organización de colectivos y grupos de personas en pro de la formación y expansión de la fotografía en Venezuela.

   Por ello yo invito no sólo a los fotógrafos sino a todos en general a continuar trabajando en esa difusión del arte a través de los medios, porque perentoriamente el arte y la cultura son determinantes en la construcción de un país.




“La fotografía es, antes que nada, una manera de mirar.
No es la mirada misma”. Susan Sontag.





Lista de referentes:

http://www.ponunafotoenlacalle.com/ (Pon una Foto en la Calle)
http://fotoconv.com/ (Fotoconversatorios)


*Periodista y fotógrafa
@pazcapielo


El espacio Sacven Creativa no se hace responsable de las opiniones emitidas por los escritores






3 comentarios:

cherizay dijo...

El poder de la imagen como promotor artístico y comunicacional de la cultura. La observación como forma de palpar el mundo y que a través de la fotografía se hace posible. Grandes proyectos creativos se consolidan desde distintos escenarios donde el propósito estético se abre paso desde su acontecer cotidiano, la calle, sus múltiples sensaciones que en algunas ocasiones pueden pasarnos inadvertidas. Se trata de hacer clic en aquellos rincones donde muchos transitan pero pocos se detienen, una visita o acercamiento hacia aquellos espacios comunes que por prejuicios estigmáticos los consideramos elitistas. Un ejemplo notable del trabajo "desde la acera" es la intervención poética y corporal entre palabra e imagen llevada a cabo maravillosamente por Dira Martínez Mendoza quien busca la sanación espiritual a través del contacto con el otro,la comuniçon que transmite a través del lienzo de su carne y que es sencillamente sugestivo, fascinante. Sin ir muy lejos, tu portafolio, querida Paz, lleno de experiencias y enigmas de la propia vida, acertijos de la existencia donde la soledad puede ser retratada para enmarcarse en el corazón de quien observa atenta y reflexivamente mientras se deja seducir por la imagen que, paradójicamente, también lo retrata.
Me gustó mucho tu artículo y era imposible no compartirlo, mucho menos dejarlo de comentar. Gracias por la entrega. :)

Paz Capielo dijo...

Yo de igual manera Atamaica no puedo dejar de responderte. En primer lugar para darte las gracias por tan acertado comentario. Como es costumbre de tu parte ese aporte que siempre tienes con las palabras exactas, sin más ni menos. Además quiero resaltar ese trabajo de Dira Martínez, efectivamente es un gran ejemplo que la pintura, el dibujo, la poesía, la fotografía, etc, puede llegar a cualquier parte, basta proponérselo. Asimismo recalco e insisto tomar en cuenta ese proceso tan importante que estamos viviendo desde el punto de vista cultural, porque existe sin ninguna duda muchísimas personas creando,e ingeniándoselas para producir y dejar algo positivo en nuestra sociedad, definitivamente eso es un trabajo digno de admiración.

José Alcides dijo...

Que rico leer la profundidad de tu artículo en cuanto a referencias, me ha gustado.
Disiento de una idea que sostienes en cuanto a que la fotografía como arte no ha necesitado de espacios delimitados y de los ejemplos que citas como: retratos, revistas, redes sociales. Y es que desde mi punto de vista, así como no todo lo que se escribe lo podemos catalogar como obra de arte literaria tampoco las fotografías que se muestran en revistas, diarios o redes sociales las podríamos catalogar como obras de arte fotográficas. Mas se deben seguir ganando espacios evidentemente no de élites pero si de calidad. Como el espacio al aire libre que muestra tu fotografía, la foto en el primer plano de tu foto refleja una intensión, un propósito. Tu propia foto de gran riqueza tonal y ponderada composición nos muestra ese camino…
Este puede ser un punto de debate, más prefiero poner mi atención en tu acertada mención sobre quienes se esfuerzan en educar en la “cultura”, mejor dicho en las artes; entre ellas la fotografía y para quienes disfrutamos esto verdaderamente no perder el fotografiar por el deleite de fotografiar. Ese debe ser el camino que debemos seguir, educar pero sin perder la fascinación ante el click, tus publicaciones recientes: este artículo, lo que mostraste en Letra Inversa; son cónsonos con tu llamado a trabajar en la difusión del arte pues es lo que haces. Te felicito con total sinceridad.